Humidificador H331 Ampliar

Humidificador H331

H331

El humidificador ultrasónico H331 te permite mejorar el aire de la habitación emitiendo una pequeña cantidad de vapor, es un elemento indispensable en tu casa sobre todo si tienes niños en casa ya que es uno de los productos mas recomendados por los pediatras.

Es ideal tener un humidificador funcionando para cuando este el aire muy seco, incluso en invierno porque encendemos la calefacción, La cantidad de humedad del aire durante este tiempo chupa el humedad de nuestra piel y nuestras membranas mucosas. Nuestras narices se secan, y también nuestro mobiliario de madera favorito.

Más detalles

23,60 € IVA incl.

Disponibilidad: Este producto ya no está en stock

El humidificador ultrasónico H331 te permite mejorar el aire de la habitación emitiendo una pequeña cantidad de vapor, es un elemento indispensable en tu casa sobre todo si tienes niños en casa ya que es uno de los productos mas recomendados por los pediatras.

Es ideal tener un humidificador funcionando para cuando este el aire muy seco, incluso en invierno porque encendemos la calefacción, La cantidad de humedad del aire durante este tiempo chupa el humedad de nuestra piel y nuestras membranas mucosas. Nuestras narices se secan, y también nuestro mobiliario de madera favorito.

Especificaciones:

-Humidificador ultra sónico
-Super silencioso
-Muy poco consumo
-Potencia regulable
-Potencia: 30W
-Capacidad: 2.5 L
-Voltaje: 220V 50Hz

No customer comments for the moment.

Escribe tu opinión

Humidificador H331

Humidificador H331

El humidificador ultrasónico H331 te permite mejorar el aire de la habitación emitiendo una pequeña cantidad de vapor, es un elemento indispensable en tu casa sobre todo si tienes niños en casa ya que es uno de los productos mas recomendados por los pediatras.

Es ideal tener un humidificador funcionando para cuando este el aire muy seco, incluso en invierno porque encendemos la calefacción, La cantidad de humedad del aire durante este tiempo chupa el humedad de nuestra piel y nuestras membranas mucosas. Nuestras narices se secan, y también nuestro mobiliario de madera favorito.

Escribe tu opinión